Papel maché que mata

Esta publicación también está disponible en: English

Ruiz y García crean amor en la vida y en el arte

Cuando uno pasea por el fabuloso mercado Olas Altas de Puerto Vallarta los sábados, las obras de arte de Mauricio Vargas Ruiz y Alberto Trejo García seguro que llaman la atención.

Esta pareja de vallisoletanos practica el reciclaje artístico y crea a mano caprichosos y coloridos animales de papel maché, flores, joyas y fuentes.

Su hermosa gama de productos abarca desde pequeños recuerdos para llevar a casa por 250 pesos hasta grandes obras de arte para decorar el hogar por 1.750 pesos.
Su hermosa gama de productos abarca desde pequeños recuerdos para llevar a casa por 250 pesos hasta grandes obras de arte para decorar el hogar por 1.750 pesos. Foto de Oscar Almeida.

Los artistas se conocieron en su ciudad natal, León, en el estado de Guanajuato, en el centro de México. En su primera cita, en diciembre de 2003, fue amor a primera vista y Mauricio le pidió a Beto que se mudara con él a Vallarta. Casi veinte años después siguen aquí, y siguen siendo pareja en la vida y en el arte.

Mauricio era ingeniero de caminos, pero un amigo titiritero profesional llegó a León para una importante feria de arte con su equipaje y todas sus marionetas desaparecidas, así que Mauricio y sus amigos se reunieron para aprender el arte del papel maché de la mano de un maestro. Trabajaron febrilmente durante los días siguientes para ayudarle a reponer todo el trabajo perdido y así nació la gran transición de ingeniero a artista.

El proceso en sí es fascinante.

Las obras de Mauricio Vargas Ruiz y Alberto Trejo García llaman la atención. Esta pareja de vallisoletanos practica el reciclaje artístico y crea a mano caprichosos y coloridos animales de papel maché, flores, joyas y fuentes. Foto de Oscar Almeida.
Las obras de Mauricio Vargas Ruiz y Alberto Trejo García llaman la atención. Esta pareja de vallisoletanos practica el reciclaje artístico y crea a mano caprichosos y coloridos animales de papel maché, flores, joyas y fuentes. Foto de Oscar Almeida.

Mauricio explica que el primer paso consiste en recoger cartones de huevos de los mercados locales. En su taller, los cartones se cortan en trozos y se dejan en remojo en agua durante 24 horas, después se aplastan a mano sobre cemento. A continuación, se añade cola, harina y cal para hacer la pasta que ya está lista para aplicarse a los moldes de escayola originales que crean. A continuación, cada pieza se lija y se pinta con una capa base blanca antes de aplicar una gama de colores brillantes y una capa de barniz. A veces dejan el arte sin pintar para que la copia de periódico en blanco y negro sea la estrella de una creación más rústica, como su línea de chihuahuas descarados, pero dicen que es su brillante paleta de colores tropicales lo que atrae a los compradores a sus mercancías.

Cuando se le pregunta por su animal favorito para crear, Mauricio comparte que es la humilde rana «porque la Madre Naturaleza hace ranas de todos los colores, algunas bonitas y otras espantosas».

Otras de sus obras favoritas son una serie de búhos, algunos en tecolote (azteca tradicional) y otros en estilo buho mexicano más moderno.

Su hermosa gama de productos abarca desde pequeños recuerdos para llevar a casa por 250 pesos hasta grandes obras de arte para decorar el hogar por 1.750 pesos. El precio promedio de sus piezas es de $400 a $600 pesos. A los turistas les encantan los artículos fáciles de llevar, como pendientes, colgantes y animales pequeños, mientras que muchos vallisoletanos compran las piezas más grandes para exhibirlas en sus casas.

Las obras de Mauricio Vargas Ruiz y Alberto Trejo García llaman la atención. Esta pareja de vallisoletanos practica el reciclaje artístico y crea a mano caprichosos y coloridos animales de papel maché, flores, joyas y fuentes. Foto de Oscar Almeida.
Mauricio Vargas Ruiz y Alberto Trejo García. Foto de Oscar Almeida.

Mauricio y Alberto, como muchos, lo pasaron mal durante la pandemia, pero dicen que esas luchas les hicieron ser aún más creativos y más fuertes.

Esperan reanudar pronto la impartición de talleres para que otros aprendan el arte del papel maché y les encantaría tener noticias de alguna galería interesada en exponer y vender sus creaciones.

Puedes ver sus trabajos en Facebook en Papelmache2013 o en Instagram en papiermachepv.

Mejor aún, ve a visitarlos en persona al Mercado Campesino de Olas Altas, en el Parque Lázaro Cárdenas, donde los encontrarás todos los sábados desde principios de noviembre hasta mediados de mayo.

Relacionado:

Related Articles

Stay Connected

18,576FansMe gusta
7,855SeguidoresSeguir
1,611SeguidoresSeguir

Print Issue