La viruela del mono no es un «virus gay» – Separando la percepción de la realidad

Esta publicación también está disponible en: English

El inusual brote de viruela del mono -que hasta ahora se ha registrado en unos 12 países- ha provocado el uso de un lenguaje e imágenes que refuerzan los estereotipos racistas y homófobos hacia los africanos y las personas LGBTQ, advirtió el Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/SIDA (ONUSIDA) en un comunicado.

A principios de esta semana, la Organización Mundial de la Salud declaró la viruela del mono como una emergencia sanitaria mundial, tras el aumento de casos en todo el mundo. La clasificación es la máxima alerta que puede emitir la OMS y la decisión se tomó el sábado 23 de julio tras una segunda reunión del comité de emergencia del organismo sobre el virus.

Aunque hay que subrayar que la viruela del mono no es una enfermedad exclusiva de los hombres que tienen relaciones sexuales con hombres, hay que destacar que actualmente es la población más afectada y que se está propagando más por contacto íntimo. Para ello, hay que informar correctamente en los medios de comunicación y a la población de que cualquier persona puede infectarse, para no generar un estigma como ocurrió en el pasado con el VIH.

El primer caso de viruela del mono en Puerto Vallarta fue un hombre gay de Dallas. Se informó de ello a principios de junio. Desde entonces se han registrado más de 10 casos en el estado de Jalisco.

«Las lecciones aprendidas de la epidemia de sida muestran que el estigma hacia ciertos grupos puede socavar la respuesta sanitaria», dijo el director ejecutivo de ONUSIDA, Matthew Kavanagh.

En la actualidad se conocen casos de mujeres embarazadas infectadas por el virus, lo que supone un pequeño porcentaje, pero el virus debe seguir siendo tomado muy en serio por toda la población

.

ONUSIDA ha recordado que, aunque varios de los 92 casos del actual brote en doce países se han detectado en personas LGBTI, el riesgo de infección no se limita a las personas LGBTQ, sino a cualquier persona que haya tenido un contacto físico estrecho con los infectados por la enfermedad. La transmisión se produce a través del contacto con heridas, fluidos corporales, gotitas y material contaminado, y el periodo de incubación suele ser de seis a trece días, pero puede ser de hasta tres semanas.

El experto Andy Seale, del departamento de enfermedades de transmisión sexual de la OMS, añadió que la viruela del mono no es una de ellas, «ni es una enfermedad vinculada a la población homosexual», como algunos han afirmado en las redes sociales, porque cualquiera puede contraerla por contacto. «Es una enfermedad que se contagia por contacto cercano, no necesariamente sexual», insistió el experto.

Un «clima de miedo» puede hacer que muchas personas no acudan a los servicios sanitarios, lo que dificulta los esfuerzos para localizar nuevos casos, y un clima de desinformación también puede llevar a la estigmatización de diferentes poblaciones. Lo mejor es informarse y aprovechar ahora el mundo de las redes sociales para tener una buena comunicación entre la sociedad, los sistemas sanitarios y los medios de comunicación.

Related Articles

spot_img

Stay Connected

18,546FansMe gusta
7,801SeguidoresSeguir
1,611SeguidoresSeguir

Print Issue