Advertisement

El verano es de todos – Todos los cuerpos son cuerpos de verano

Aprende a amar tu cuerpo a pesar de ver el estereotipo del 'cuerpo perfecto'

This post is also available in: English

Durante el verano nos invaden por todos lados con anuncios en los medios tradicionales, posts y vídeos en las redes sociales sobre cómo conseguir «el cuerpo del verano». Ya sabes, el cuerpo perfecto que ha sido estereotipado en el mundo durante décadas. El cuerpo perfecto con el que nos han bombardeado.

La cultura de consumo típica sigue manejando los mensajes de que un cuerpo de verano es un cuerpo delgado, recortado y musculoso. En el caso de la comunidad gay, se nos recuerda que debemos hacer lo imposible para conseguir ese «cuerpo perfecto», incluyendo rutinas de ejercicio, dietas milagrosas y el consumo de muchos otros productos que conducen a la «perfección deseada».

Y reconozcámoslo, todos nos hemos visto afectados por esta cultura consumista de conseguir el cuerpo adecuado para disfrutar del verano y de la vida. Afortunadamente, la conversación sobre la diversidad corporal se ha abierto, haciéndose más visible, especialmente en las redes sociales.

Debemos aprender a valorar y amar nuestros cuerpos tal y como son: naturales, imperfectos y, sobre todo, bellos. Y debemos aprender a dejar de juzgar los cuerpos de los demás.

Por eso es tan importante hacer visible la diversidad de cuerpos en verano. El hecho de que no tengamos los «cuadritos» perfectos en nuestro abdomen no significa que no merezcamos disfrutar de la playa y sentirnos hermosos.

La realidad es que en nuestra comunidad hay una efervescencia e interés por la estética y el cuidado del cuerpo. Lo cual, ojo, no es malo. Pero nos equivocamos al creer que sólo hay un modelo de cuerpo y despreciamos a cualquiera que no se ajuste a este perfil impuesto. Tenemos que mirar más allá de nosotros mismos y de nuestros intereses, reconocer lo diferentes que somos todos. Tenemos que ser más empáticos y abrir nuestro espectro sobre lo diversos que somos.

Entendamos el «cuerpo de verano» como lo que es: una construcción social basada en estándares de belleza anticuados. Hay que replantear su definición y cambiarla por la de «Todos los cuerpos son cuerpos de verano».

Dejemos de someternos a los estereotipos del verano y utilicémoslo como una oportunidad para reforzar nuestra aceptación de nosotros mismos y de la diversidad.

La importancia de la salud mental desempeña un papel fundamental, no sólo en nuestra autopercepción, sino también en cómo percibimos nuestro entorno, lo que nos venden y en otras personas.

El verano es de todos. Debemos disfrutarla cómo, dónde y con quién queramos.

Hoy celebramos un verano para todos, sin estereotipos y sin violencia estética contra nuestros cuerpos.

Related Articles

- Advertisement - spot_img

Stay Connected

17,283FansMe gusta
2,353SeguidoresSeguir
1,138SeguidoresSeguir

Print Issue